Mis Escritos

Mis escritos

son gratutitos

copia y pega

y ya está.

Los derechos de autor son demasiado caros

son la excusa del depredador

para hacer dinero fácil

a costa del escritor.

Por eso prefiero confiar

en que se reconocerá mi autoría.

Por eso, yo regalo mi trabajo

siempre que reconozcan mi autoría...

Copia y pega y es todo tuyo,

con mi nombre en el final.

Gracias

Buscar este blog

lunes, 23 de junio de 2008

El ogro y la niña (dueto tonisan y Denn

-¿Sería tan amable de darme una moneda?
Es tarde y hace frío, no para de llover,
me asusta aquel mendigo tirado en la vereda,
la panza me hace ruido, no tengo qué comer.

-¿Cómo es que me molestas? Dinero no me queda
y llevo mucha prisa pues tengo que correr;
no quiero detenerme, la vida se me enreda;
si pierdo mi trabajo me bota mi mujer.

-Disculpe por favor, no quise ser cargosa
los chicos; casi siempre, sabemos molestar.
¿Me acepta un regalito? Hoy encontré esta rosa
yo sé que a su señora la flor le va a gustar.

La niña lo miraba sonriendo deliciosa,
el ogro frunce el ceño y se apresta a replicar:
-¡Ah infanta descarada!; ¿qué rosa ni qué rosa?
y ajándole el retoño, comiénzala a insultar.

Pequeña y aterrada, temblando por el frío,
con lluvia en sus ojitos la niña respondió:
-¿Por qué rompió mi rosa? Era un regalo mío,
la flor era tan bella y ahora se murió.

La niña desvalida, mojada y temerosa
observa con espanto al viejo malgeniado,
pero es ya tanto el hambre; que llora neblinosa
mientras el hombre engulle; un nudo, consternado
y lágrimas asoman de su alma tenebrosa
que ablandan; poco a poco, su duro corazón.
El viejo; genuflecto, al fin entra en razón.

Carita sin sonrisa, de ojitos inundados
estira su manito rozando con su miel
al rostro del buen hombre que oculta, avergonzado,
los restos de la rosa, molida en el papel.
Sutil y con ternura desarma su pasado
vibrando, entre sollozos, le cuenta con temor,
y esconde su mirada rasgada de dolor.

-Mis papis hace un año, al cielo se han marchado,
mis días son oscuros, amargos como hiel,
me duermo en este saco, mugriento y remendado
el frío me castiga, helándome la piel.

El hombre entre sollozos, dolido y enfadado
con este mundo horrible, con este mundo cruel
se sienta y bisbiseando trata de hablar pausado
y entre tartamudeos le da un abrazo fiel:

-No llores niña linda, no gimas por favor,
si quieres yo te llevo cargada a mi vergel.-
Extiende los bracitos, donándole su amor
y cual su hija fuera; se va a vivir con él.
El ogro ya no es ogro, poniéndose a cantar
la carga entre sus brazos, llevándola a su hogar.

tonisan
Denn

jueves, 17 de enero de 2008

La estrella y yo (por Francisco Santorelli a los 7 años)

I
En el anochecer
Yo vi una estrella caer
De repente la miré
Y con ganas de tocarla la agarré
II
En mi mano me brilló
Con un resplandor que me alejo
Le pedí permiso a la luna
Para dejar la gran estrella en la cuna
III
Cuando la estrella brillo
Con su madre se encontró
Yo me despedí
Y al alejarse de mí
Me dio un cariño y sonreí.

Poema variado de Farncisco para papá.


Chiquito el bebito
grande el papá
feita la brujita
y grande gigantón
el perro llamadito
rayito y bombón
tan grande la niñita
bonita la perrita
que tiene picazón
la madre tan bonita
y grande de corazón
le trae las pantuflas
a la reina del melón
congela a las personas
de un beso de corazón
el fin ya va llegar
de la historia hablo yo
un chao muy fuerte
les doy de corazón.


Autor: Francisco Antonio Santorelli a la edad de siete añitos.

Porque somos niños.

Helados y tortas,
pasteles, bombones,
son cosas que alegran
nuestros corazones.

Juguetes y cantos,
los juegos, canciones
son cosas que ensanchan
nuestros corazones.

Por que somos niños
que aprenden jugando,
que es la única forma
de aprender amando.




Canción

Cerca de la playa nadan los delfines;
mientras entre nubes vuelan querubines,
cerca de los ríos pastan los venados
mientras entre risas doy versos rimados.

Soy otro cantante de esos que ya hay tantos
pero doy mi vida por cantar mis cantos.
Soy un navegante sin timón ni vela,
pero vendo chicha con algo de canela.

Cerca del jardín trinan ruiseñores
mientras entre risas cantan los cantores,
yo me acerco a ellos lleno de alegría
y entre verso y verso dono mi poesía.

Luego me recuesto sobre grama fría
para que una estrella brillante me sonría.




Cuento de amor sin final

El cielo es azul
las rosas son rojas;
por eso es que tú
eres esponjosa.

-El cielo es celeste
y hay rosas rosadas;
por eso conteste
que estoy enfadada:

¿Qué es eso que dice
que soy esponjosa?
¿Acaso ha tocado
mi mano de diosa?.

¿Qué es eso que anuncia
si no me conoce?
¿Acaso renuncia;
¡soberbio!, a su pose?-

Las rosas son todas
tan multicolores
que el viento las lleva
volando entre flores.

Surcando arcos iris
paseando por nubes,
llenando de haditas
y hermosos querubes
los sueños de amores
de los ruiseñores.

Y yo, ruiseñor
le digo, su alteza
que lloro de amor
por su alta nobleza.

Entre frutas cítricas.

Naranja dulce
limón francés,
si no te gusto
¿por qué me ves?

Parchita amarga
limón pintón
es que has flechado
mi corazón.

Toronja grande
y limón consigo,
si yo te beso
¿te vas conmigo?

Una mariposa.

Una mariposa vuela en el jardín
vuela sobre rosas de color carmín,
vuela mariposa, vuela a la frontera
para que te encuentres con Doña Primavera.

Una mariposa vuela en el corral,
cerca; muy cerquita del noble turpial,
vuela mariposa, vuela al cardonal
para que te alejes de ese cardenal.

Una mariposa vuela en la nevera
se perdió de pronto buscando la frontera,
vuela mariposa vuela hacia la vera
de los caminos lindos que Dios a todos diera.

Recreo

Suena la campana, comienza el recreo;
a todos mis amigos los busco y los veo,
al parque nos vamos, a los toboganes;
luego de comernos todos nuestros panes,
columpios y ruedas esperan la risa
de todos los niñitos que corren aprisa.

Y saltan y gritan y corren y juegan
toda su energía al juego le entregan,
solo hay una regla, que es diversión
desde lo profundo de nuestro corazón.
Sonó la campana, comienza el recreo,
corramos niñitos, juguemos de nuevo.




Maestra, maestra.

Maestra, maestra
usted que es tan diestra,
responda al momento
mi cuestionamiento.
Pregunto y redundo:
¿es cierto que el mundo
no es de cemento?
que hay campos con flores
de todos colores,
que hay selvas y prados
con seres alados,
y hay playas y mares,
cielos estelares
y miles de plantas
tan monumentales,
 y luego animales
tan bellos, tan reales.

¿Es cierto maestra
que el mundo es muy vasto?
¡Que tiene colinas
cubiertas de pasto!